+34 945 148 171

Carta abierta del Obispo a los jóvenes sobre la Eucaristía Dominical

Queridos jóvenes:

Me dirijo a vosotros y a vuestros padres, profesores, sacerdotes, catequistas y agentes de pastoral. Disfruté al veros el otro día en la Plaza de la Virgen Blanca en el Acto por la Paz. Leísteis los comunicados que habíais elaborado en clase con vuestros profesores. Pero lo que una vez más me impresionó no fueron las ideas o la organización sino vosotros mismos, vuestra alegría, vuestra vitalidad y el ambiente de fiesta que generáis. En este entorno vital la sensibilización por la paz es efectiva.

Estábamos al lado de la Parroquia San Miguel donde desde mayo estoy presidiendo a las 19:30 todos los domingos la Eucaristía de los jóvenes. Van pasando familias,  colegios, cuadrillas de amigos, clases de Religión, grupos de catequesis, de tiempo libre o simplemente chavales sueltos. Maitzaren 8tik, igandero, San Miguel parrokian elkartzen gara Eukaristiaren inguruan. Guztiok zaudete gonbidatuta.

¿Qué aprendí en el Acto por la Paz? Que tenemos que crear entre todos un ambiente favorable y festivo que favorezca entre vosotros, nuestros jóvenes, la participación en la Eucaristía los domingos. No lo tenéis fácil, por eso tenemos que unir fuerzas: colegios, familias, parroquias y, sobre todo, vosotros mismos. El joven que descubre la Eucaristía descubre un tesoro que jamás le decepcionará. Pero no es fácil descubrirla porque no está de moda y los accesos que conducen a ella suelen estar cortados. Y no nos engañemos: sin Eucaristía no hay identidad cristiana, ni familiaridad con la Palabra, ni experiencia de intimidad con el Señor y su fuerza, ni cuidado de la propia conciencia, ni pertenencia a la comunidad cristiana y a la Iglesia. Teóricamente podría parecer que sí pero al final un joven sin la Eucaristía será muy majo pero su fe no mueve su vida. Decide, juzga, actúa y al final, también siente, desde los valores que mueven este mundo que nos rodea y empapa y que se parece tan poco al Evangelio de Jesús. Difícilmente sin la Eucaristía un joven puede vivir como cristiano. ¿Queréis como jóvenes cristianos vivir la alegría rabiosa del Evangelio y ser una bendición para los que más lo necesitan? ¿Queréis vivir con sentido todas las circunstancias de la vida y dar la mejor respuesta en cada momento? Todo eso es la Eucaristía. Escuchar estos días el testimonio sobre cristianos de Irak, mártires en las Eucaristías, ayuda a ponernos a tono en el seguimiento al Señor. Eukaristia da kristauok izan dezakegun altxorren gorena. Behar dugu giro aproposa zakonki bizitzeko.

Las parroquias y comunidades cristianas que estáis trabajando para que los jóvenes crezcan en ellas, ¡adelante! Favoreced vuestras Eucaristías, facilitad los accesos y la participación, hacedlo por unidades pastorales, convocad con esperanza y creatividad a colegios, familias y catequesis. Y para quien lo tenga más difícil, al menos ocasionalmente, ahí está la Eucaristía de los jóvenes en la Parroquia San Miguel. Podrá ser un termómetro y estímulo para todos como también lo está siendo en otras muchas diócesis.

Es un buen momento para afrontar con ilusión y juntos este reto apasionante. Los jóvenes, el corazón de nuestra Iglesia, creciendo desde la Eucaristía, sois la renovación de nuestras comunidades y el mayor potencial para nuestra sociedad porque la ciudad se construye desde la Eucaristía.

Cuando estamos convencidos de algo lo hablamos, encomendamos, soñamos, nos organizamos y lo sacamos adelante. La Eucaristía es gracia y tarea, don y esfuerzo, admirable intercambio: por un poco de nuestro tiempo, Él se nos da entero. El Señor se entrega y nosotros le acogemos. Merece la pena preparar el encuentro, allanar el camino y facilitar los accesos. Invitad a vuestros compañeros, amigos, hijos, alumnos y a quien queráis. Aquí, o nos unimos todos o la fe habrá dejado de transmitirse en nuestra tierra. Que cada uno haga lo que pueda. La Iglesia de Vitoria lo agradecerá.

Contad con todo mi apoyo, empeño y presencia. Poder celebrar con vosotros la Eucaristía cada domingo en la Parroquia San Miguel a las 19:30 es mi mayor alegría y el mayor regalo que nos podemos hacer mutuamente. Allí me tendréis y cada día nos podremos saludar mientras vamos creciendo en confianza y afecto. Nire poza eta oparirik handiena, zuekin, igandero, Eukaristia ospatzea da. Denon ospakizuna da, guztiok gaude gonbidatuta.

Besarkada bero bat nire bedeinkapenarekin. Un abrazo con todo mi afecto y mi bendición.

+ Juan Carlos Elizalde

   Obispo de Vitoria

Be the first to comment on "Carta abierta del Obispo a los jóvenes sobre la Eucaristía Dominical"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*